Colocar un vinilo decorativo es una tarea sencilla, aunque hay que ser muy cuidadoso y paciente para conseguir un buen resultado. Los vinilos decorativos son adhesivos fáciles de instalar, pero ten en cuenta que no son reutilizables.

Pueden ponerse en cualquier superficie lisa, como paredes, ventanas, puertas, mesas, superficies de metal y plástico, muebles de madera, pero nunca pegados en paredes o superficies irregulares y esté lejos de cualquier fuente de calor. 

Antes de aplicar el vinilo, la superficie debe estar completamente limpia y libre de polvo, grasa y otros residuos que pueden afectar al resultado final.

Evita utilizar limpiadores con productos químicos, son más contaminantes y si se quedan restos en el cristal, le podrían quitar adherencia al vinilo.

 

1

Las paredes recién pintadas deberán haberse secado durante al menos dos semanas antes de la aplicación.

 

Nuestros vinilos se componen de 3 partes:

 

1- Papel siliconado: Es la trasera del vinilo, es el soporte donde va pegado el vinilo antes de fijarlo a la superficie deseada.

 

 2- Vinilo: Es el vinilo que vamos a fijar a la pared, el diseño que hayamos elegido.

 

3- Papel transportador: Sirve para fijar nuestro diseño a la zona de decoración elegida.

 

Antes de comenzar frote el papel transportador para que el vinilo quede totalmente adherido a el y en el momento de retirarlo no tengamos problemas. Para ello puede ayudarse con un trapo húmedo o una tarjeta de crédito o cualquier otra tarjeta.

 2

PASO 1 

El vinilo viene protegido por 2 láminas, una lámina siliconada donde está adherido el motivo, y una transparente que sirve de transportador. Coloca la cinta de carrocero sobre ésta última, para presentar fácilmente la pieza en la pared y para que sea más sencillo quitar el papel siliconado. Recuerda que la lámina transparente (el transportador) debe quedar en la cara exterior y el papel siliconado en la parte de atrás. Fija bien la cinta de carrocero a la superficie para que no se despegue durante el proceso.

 

3

PASO 2 

Lo primero es presionar con una espátula o trapo húmedo por toda la superficie para asegurarte que el vinilo queda bien adherido al “transportador”, (si no es así, frota hasta que se adhiera bien). Para comenzar a quitar el papel donde viene pegado el vinilo, levanta uno de los lados y sepáralo del vinilo, dejando la parte adhesiva a la vista. (si no es así, frota hasta que se adhiera bien).

 

Si la aplicación se realiza con agua:

Pulveriza agua en el cristal y en el vinilo por la parte adhesiva. Puedes añadir unas gotitas de jabón neutro al agua para que se deslice mejor el vinilo, de forma que antes de que el vinilo de corte quede completamente adherido al cristal, puedas ajustarlo sin necesidad de levantarlo.

Si queremos rectificar la colocación del vinilo porque nos ha quedado torcido o con demasiadas burbujas, sólo tenemos que despegarlo y volverlo a colocar, al estar húmedo no habrá que estirar demasiado y el vinilo no se deformará.

 4

PASO 3 

Fija bien el diseño a la pared o a la superficie donde lo hayas adherido, Utiliza el trapo o la tarjeta y pásala por el vinilo para eliminar el agua, si lo has pegado así, para que quede bien pegado. Hazlo con movimientos desde el centro hacia afuera y de arriba abajo. No presiones mucho al principio, vete poco a poco.

5

PASO 4

Solo nos queda retirar el papel transportador, tirando suavemente de el y asegurándonos de que no queda ninguna parte de vinilo fijada en él.

Con estos sencillos pasos, no tendrás problemas en colocar nuestros diseños en tu hogar. 

6

Decora con elegancia, decora con… Vinilos con encanto.com

 

¿HAY QUE ECHAR AGUAL Y JABÓN AL INSTALAR?

Esta es una pregunta que se hace mucha gente. Corre la voz de que para instalar vinilo es necesario utilizar agua con un poco de jabón.

Esto NO es así.

Si aplicamos Jabón al agua corremos el riesgo de que algún agente químico del propio jabon reaccione con el adhesivo y el vinilo no termine de pegar correctamente nunca. Solamente con el agua es más que válido para aplicarlo, y aún así, hay que hacerlo solo en determinadas condiciones.

 

¿Cuando NO echar agua al vinilo?

Cuando la superficie sobre la que vamos a colocar el vinilo podría dañarse seriamente

 

¿Cuando SI echar agua al vinilo?

Cuando la superficie sobre la que lo vamos a adherir es extremadamente lista. Por ejemplo cristal o metacrilato. Es increible como se puede pegar el vinilo a estas superficies. (Ojo, siempre y cuando el vinilo no sea removible).

 

AVISO: Hay que tener mucho cuidado con el agua y la cal, ya que si el vinilo lo vamos a instalar tras un cristal o metacrilato y el agua que empleamos tiene un alto contenido en cal nos aparecerán manchas blancas que no podremos eliminar.